Menú

La sorprendente pistola de más de 200 años

Parmigiani Fleurier es una de las grandes referencias de la Alta Relojería. Esta compañía relojera de 300 años destaca, además de por su antigüedad, por ser una de las pocas firmas de  relojería que posee un taller de restauración. Su fundador, Michel Parmigiani, fue quien estableció la práctica de la restauración de obras de arte de relojería, en gran medida, por su saber de las maravillas mecánicas del pasado. En sus talleres, sus habilidosos restauradores continúan con este legado dedicándose a devolver la vida a piezas deterioradas por el paso del tiempo.

Parmigiani describe su trabajo de restauración como 'el arte de devolver la gloria a un objeto liberándolo de los tormentos del tiempo'. Pero, lo que realmente define su trabajo es poder admirar sus obras de arte acabadas. En este caso, voy a hablar de una pistola muy especial.

Dicha pistola data aproximadamente de 1.815 y es una pieza extraordinaria de diseño mecánico. Se piensa que fue creada originalmente por Frères Rochat (o los hermanos Rochat). Se trata de una pistola de doble cañón de cuyo interior aparece un pájaro cantor al apretar el gatillo, este autómata revolotea en el sitio, a la vez que suena una melodía. Un arma que nada tiene que ver con la pistola convencional, sino más bien con una obra de arte y de diseño espectacular.

Pistola de Parmigiani Fleurier

Antes de la restauración por parte de Parmigiani, este objeto 'sufrió' seis intentos diferentes de restauración; pero finalmente, en 2016, tras doce meses de trabajo, Parmigiani Fleurier ha 'devuelto a la vida' este objeto único de 200 años de antigüedad de la colección de la familia Sandoz.

Esta fantástica pistola es una pieza llamativa y elegante basada en una pistola de la época, con una sorpresa 'agradable' en el interior. Al apretar el gatillo, unos diminutos resortes hacen que aparezca el pajarito en el extremo del caño de la pistola. Éste comienza a girar y moverse, mientras emite un sonido complejo y realista. Una vez terminado el canto vuelve a esconderse en el interior del caño.

Destaca la belleza del pájaro por sus plumas, esmaltado y movimientos tanto de la cabeza como de la cola, alas y pico. La caja de música está alojada en el cañón, y se ha cuidado hasta el mínimo detalle de la parte exterior cubierta, totalmente, por de esmaltes, relieves, piedras y perlas.

Para que nos hagamos una idea del valor de esta pistola, se subastó hace unos años en Christies una pareja de pistolas de duelo similares a ésta. En esa ocasión se alcanzaron los ¡5.8 millones de dólares! (y estaban sin restaurar...).

En el enlace inferior, un video donde se puede admirar esta obra de arte.



A continuación un video donde se explica el proceso de restauración de la pistola.


Fuentes:



No hay comentarios:

Publicar un comentario